domingo, 19 de fevereiro de 2012

Espanha, 59 dias depois de deixarem o poder cair nas mãos erradas


Apenas 59 días después de llegar a La Moncloa, Mariano Rajoy ya se ha topado con la primera gran protesta contra su política. Mientras el presidente del Gobierno clausuraba ayer en Sevilla el congreso de su partido pidiendo sacrificios a los ciudadanos, decenas de miles de personas salieron a la calle de 57 ciudades españolas convocados por UGT y CC OO para pedir cambios profundos en la reforma laboral que el Gobierno aprobó el 10 de febrero. De lo contrario, habrá más movilizaciones. “Si el Gobierno no rectifica, continuaremos con la movilización creciente”, concluía el manifiesto leído en Madrid.


En Madrid, los manifestantes sumaron unos 110.000 asistentes a la manifestación, según los cálculos de EL PAÍS. Los convocantes hablan de medio millón y la policía de 50.000. En Barcelona, los sindicatos estimaron en 400.000 y la Conselleria de Interior, en 30.000. Este diario calcula que en la capital catalana fueron poco más de 100.000. Los sindicatos también sumaron 80.000 asistentes en Valencia, 35.000 en Alicante, 50.000 en Gijón y en 70.000 en Zaragoza. En Andalucía, los sindicatos elevan a 100.000 las personas que han salido en toda la comunidad, la mitad de ellas en la capital y 30.000 en Málaga, aunque la policía local de Sevilla reduce los asistentes a 5.000, informa Javier Martín-Arroyo.



Sem comentários: